¿Alguna vez te has preguntado cuánto tiempo llevan en pie los árboles del bosque, del parque o de tu ciudad?

En el artículo de hoy, desde PracticaCiencia queremos que conozcas de primera mano y un poco mejor la naturaleza que te rodea, por ello queremos explicar a los más pequeños de la casa, sobre todo a aquellos pequeños y curiosos científicos, cómo descubrir la edad de un árbol.

¿Qué necesitaremos?

Encontrar un árbol talado que conserve una parte de su tronco y que podamos visualizar esta gracias a un corte transversal.

Una lija suave de madera.

Una lupa.

Un vaso

Agua.

 

 

¿Cómo lo haremos?

1. Elige uno de los troncos que estén cortados y pasa, con ayuda de un adulto, la lija por su superficie. De este modo conseguiremos que esta se vuelva más nítida y definida y podamos leer con mayor claridad los años del árbol.

2. Con ayuda de una lupa cuenta cada uno de los anillos que diferencias, ¿cuántos hay?

 

Interpretación:

Cada uno de los anillos representa un año en la vida de crecimiento del árbol, ya que se crean tras el cierre de un ciclo anual se cierra un anillo. Los que presentan mayor espacio blanco y anchura son los pertenecientes al periodo de invierno, mientras que los marrones más oscuros y más finos corresponden a los desarrollados durante los meses de verano.

¡Si consigues contar todos los anillos obtendrás la edad exacta del árbol!