Nivel de dificultad: Fácil

¿Qué necesitarás?

Una botella de plástico de al menos 1,5l de capacidad con su correspondiente tapon de plástico.

Un inflador de globos.

Un punzón o tijeras de punta.

Un poco de alcohol.


¿Cómo lo haremos?

1. Necesitarás hacer un agujero con ayuda de unas tijeras con punta afilada o un punzón, que atraviese en su totalidad al tapón de la botella.

2. A continuación debes de situar la boca del inflador de globos en el agujero.

3.Ahora pasaremos a llenar la botella con alcohol. No es necesaria mucha cantidad; solo la suficiente para llenar el fondo unos milímetros.

4. Agita un poco el contenido para evaporar una parte del alcohol.

5. Cierra la botella con el tapón y con ayuda del inflador, llénala de aire.

6. A continuación, dejando pasar el menor tiempo posible, desenrosca el tapón, y comprobarás cómo se forma tu nube.

¿A qué se debe esta reacción?


Este fenómeno se debe a la volatilización del alcohol, ya que al haberlo agitado previamente, una parte de él ha quedado suspendido dentro de nuestra botella, y al entrar en contacto con el aire, cuando desenroscamos el tapón, es liberado de manera rápida pudiendo observar una nube en la botella.