¿Qué es la conductividad eléctrica?

Se trata de la medida que posee un material a la hora de permitir el paso de la corriente eléctrica a través de sí.

El nivel de conductividad varía y depende de cada tipo de material. Por ello, mientras algunos como el metal son altamente conductivos, otros, como el plástico no permiten en absoluto el paso de electricidad.


En el experimento de hoy comprobaremos cómo el agua es un buena material para la conductividad eléctrica.

Necesitaremos:

Un tubo de vidrio.

Dos clips.

Una pila cuadrada.

Una bombilla.

Sal y Agua.


¿Cómo lo haremos?

1.    Llena el recipiente de cristal con el agua.
2.    Enrosca el extremo de cada uno de los cables en un clip.
3.    El otro extremo de los cables conéctalo uno a la pila y el otro a la bombilla que queremos encender.
4.    Sitúa los clips en el interior del recipiente en contacto con el agua.

¿Qué ha ocurrido? ¿Se ha encendido la bombilla? 
Observarás que la bombilla sigue sin iluminarse y esto se debe a que el agua, por si misma, no es un líquido que sea buen conductor de la electricidad, sin embargo, prueba a añadir unas cucharaditas de sal al recipiente y observa lo que sucede.

¿Por qué se ilumina la bombilla al añadir sal?
La sal es una buena conductora de la electricidad, y al disolverse los cristales que la componen en el agua permiten el paso de la electricidad de la pila hasta la bombilla a través de esta.

Si quieres continuar descubriendo experimentos tan fascinantes como estos, no dudes en hacerte con nuestro kit de eco science toy, disponible en nuestra tienda ¡por un precio que te sorprenderá!