TITULO DEL EXPERIMENTO:LA PALANCA

 

NIVEL DE DIFICULTAD:FACIL


¿Qué es una palanca?

La palanca es una máquina simple que tiene como función transmitir una fuerza y un desplazamiento. Está compuesta por una barra rígida que puede girar libremente alrededor de un punto de apoyo llamado fulcro o equilibrio, está en un lugar entre la fuerza aplicada y la carga.

Sobre la palanca actúan dos fuerzas: el esfuerzo y el peso de la carga.

Cuando el punto de apoyo está en el centro de la Palanca, el esfuerzo que se aplica en uno de los extremos de la barra debe ser igual al peso de la carga para lograr el equilibrio. La distancia comprendida entre el punto de apoyo y el lugar donde se aplica el esfuerzo, se llama brazo de fuerza motriz. La distancia comprendida entre el punto de apoyo y el lugar donde se ubica la carga, se llama brazo de resistencia.

Un columpio o balancín es un ejemplo de palanca de primera clase. El punto de equilibrio o fulcro, está en un lugar entre la fuerza aplicada y la carga.

Este tipo de palanca (clase uno) tiene tres partes:

El punto de equilibrio o fulcro.

El brazo de esfuerzo, donde se aplica el trabajo.

El brazo de resistencia, donde se coloca el objeto que se ha de mover.


¿Qué vamos a hacer?

Nos proponemos a hacer un experimento sencillo en el que construir una palanca de primera clase.


¿Qué necesitamos?

Tabla de madera resistente.

Punto de apoyo de madera (cualquier material que se sujete por sí solo y sea capaz de soportar la tabla).

Unos pesos.


¿Cómo lo hacemos?

Colocación de la tabla de madera sobre el punto de apoyo a fulcro en el punto medio hasta que la tabla este en equilibrio (se quede fija).

Colocar un peso en uno de los extremos de la barra. Observando que esta se inclina hacia ese lado.

Colocar otro peso igual en el otro extremo. Observando que este se equilibra y la barra vuelve a su posición inicial.

Colocar un peso en uno de los extremos, volviendo a observar que esta se inclina para ese lado de nuevo.

Mover la tabla de madera hasta alcanzar el equilibrio, es decir, cuando la tabla vuelve a la posición inicial.

Repetir la operación, poniendo más pesos sobre el mismo extremo y moviendo la tabla hasta alcanzar el equilibrio


¿Qué ha sucedido?

Mediante este experimento queremos enseñar que con una pequeña fuerza podemos llegar a equilibrar (sostener, igualar) una gran fuerza. Sin necesidad de aplicar a esta una gran fuerza.

Y como dijo Arquímedes dadme un punto de apoyo y moveré el mundo.